La Fidelidad de Dios

Cada día me doy cuenta de la gran fidelidad de Dios. Me sienta mal o bien anímicamente, le busque o sea indiferente con Él; Él me guarda, me cuida y está pendiente de todas mis cosas. Él hace que lo difícil e imposible, sean una realidad y produce cambios constantes en nuestras vidas con un propósito específico.

Él es el que hace que el sol salga por las mañanas, para dar por inaugurado un nuevo día. Él es quien prepara cada bendición y lo necesario para vivir un día hermoso. Él es quien con su mano, hace que el cielo se tiña de azul y que las estrellas brillen por la noche, recordándonos su Grandeza.

La fidelidad de Dios es tan grande, que no hay mente en el mundo que pueda comprenderla, pero si la vivimos y disfrutamos a cada minuto. La fidelidad de Dios es la que hizo posible un milagro, o que sin darnos cuenta, nos guardó del mal.

Señor, yo confiaré en tu fidelidad a pesar de cualquier cosa….

Bueno Es Dios Siempre Fiel

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments


Comments are closed.