Llegó la Navidad

“La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emmanuel”* (que significa “Dios con nosotros”). Mateo 1:23.

Llegó esa época hermosa de comer hallacas o tamales, de dar regalos y, en el mejor de los casos, también de recibirlos. Es este un tiempo para desear y soñar. Algunos se preocupan por los más necesitados. Se levanta la esperanza de un mejor futuro para todos. Hacemos nuestros propósitos de año nuevo y pedimos al Todo Poderoso que llene nuestro futuro de amor, paz y prosperidad.

¿Pero será esto todo lo que como cristianos hemos de aspirar en Navidad? La celebración del nacimiento del Hijo de Dios es un hecho histórico que el calendario se encarga de recordarnos cada día y, para muchos, Navidad es sólo eso: una fecha más en el calendario. El nacimiento de Jesús dividió el tiempo en antes y después de este maravilloso acontecimiento. Sin embargo, para el cristiano, el tiempo se divide en antes y después de haberle conocido y haber descubierto que Jesús no es una fecha en el calendario. Dios nunca ha dejado de estar con nosotros. Así como descendió del Cielo para nacer en un pesebre, habitar entre nosotros, sentir nuestra angustia y nuestro dolor, así permanece en el corazón de cada creyente para enfrentar, junto con nosotros, los retos que la vida nos presenta.

Esto es precisamente lo que Jesús llamó “Vida Abundante”. En Juan 10:10, Él nos dice: “yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. “El pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo”. (Juan 6:33). ¡Cuán diferente puede ser nuestra vida, si tan solo llegáramos a entender que Jesús no nació en diciembre para morir en semana santa! El vino para permanecer con nosotros en este breve peregrinar sobre la tierra y acompañarnos en la eternidad.

Celebremos, demos regalos a nuestros amigos y familiares y recibamos con alegría los regalos que ellos nos traen. No olvidemos a los más necesitados. Hagamos nuestros propósitos para el año que se avecina. Pero no olvides que Jesús está con nosotros y que es eso lo que celebramos en Navidad. El vino para quedarse en nuestro corazón.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments


Comments are closed.