¿Qué es la Navidad?

Por más contradictorio que es la celebración de la Navidad en el mes de diciembre, resulta muy agradable ver a todas las personas compartiendo cenas, regalos y pensando en los demás. Se organizan comunidades para dar regalos a los niños huérfanos y a los indigentes. Se escucha de empresas que donan cierto porcentaje de sus utilidades anuales para comprar juguetes y canastas con uvas y manzanas para darle a sus empleados.

Si bien es muy cierto, los famosos “aires navideños” además de traer felicidad pasajera a algunos, trae dolor y malos recuerdos a otros. Entre manzanas y uvas recordamos que papá o mamá ya no está con nosotros, o extrañamos a aquella persona de amamos y que no está junto a nosotros por alguna razón. Y que de la frustración que produce la larga lista de personas que esperan un presente de nuestra parte, y nuestro dinero solo alcanza ni para la mitad. O si no tenemos trabajo; o no tenemos nada de dinero en nuestros bolsillos por pagar tantas cuentas, por lo que nos sentimos muy mal por eso.

¿Que es la Navidad?, en primer lugar no es pariente de la que conocemos actualmente que se llama “Navicompras“. La Navidad no tiene que ver con regalos, ni compras, ni cargos excesivos a las tarjetas de crédito. No tiene que ver con frustración ni remordimiento por no haber ahorrado en todo el año. Navidad no es comercio.

Navidad es un recordatorio de un nacimiento, el nacimiento de un niño llamado Jesús, que trajo un solo regalo para todos nosotros. Este niño no venía en el trineo de un señor gordo con un traje rojo que toma Coca Cola, sino que viene del cielo y estuvo en el vientre de una preciosa mujer llamada María.

Navidad es Jesús; por eso, no te sientas mal si tienes o no dinero, si estás solo o no, si tienes problemas o no, si los demás te perdonaron tus errores o no. Siéntate a disfrutar la Navidad con Jesús en tu corazón. Eso es suficiente. Él es el todo de nuestra vida. Jesús dijo: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Juan 15:5

Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.  Isaías 9:6 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments


Comments are closed.