Una Navidad Inolvidable

Pero el ángel les dijo: No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. (Lucas 2:10-11) La Navidad es una época de conmemoración del Nacimiento de Nuestra Salvación. Es un tiempo de fiesta y alegría en el que toda la familia levanta su mirada a una nueva esperanza. Es la época en que se deja en las alturas las cargas, tensiones y momentos difíciles del año, para recobrar nuevas aspiraciones, haciendo un alto para experimentar y vivir el nacimiento de Cristo en el pesebre de nuestro corazón. La Navidad es hacer un alto en la rutina y el trabajo, para descubrir el resplandor en nuestros corazones, por la presencia del Salvador, para entregar en Sus manos el fruto recogido en el año y recordar que no depende de nuestro esfuerzo, sino de Su Misericordia y Su Gracia sobre nuestras vidas.

“Y se les presentó un ángel del Señor y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!.”

Por esto, la Navidad debe significar paz, descanso, confianza, alegría, fiesta, gratitud. La navidad hace olvidar rencores, diferencias, hace acortar distancias. Cada uno de nosotros debe ser una estrella que guié el camino para que otros se acerquen al Salvador y que su Navidad sea diferente

La presencia de Cristo en nuestros corazones nos impulsa a la unidad, al amor, a compartir la alegría de una nueva esperanza. La fiesta de Navidad se hace más hermosa y vivencial cuando Cristo Jesús ha nacido en el pesebre de nuestros corazones, para salvar, unir, limar asperezas, y hacernos disfrutar de Su Amor y Redención.

“Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”
Mateo 1:21

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments


Comments are closed.