• diciembre 28, 2014

Declaración de Fe

1. LA INSPIRACIÓN DE LAS ESCRITURAS: Creemos que la Biblia es la Revelación Escrita de Dios, nuestra única regla infalible de fe y conducta, inspirada a los hombres por el Espíritu Santo.

2. EL DIOS ÚNICO Y VERDADERO: Creemos que hay un solo Dios verdadero, que se ha revelado como el Creador y Sustentador de todas las cosas, y que existe eternamente. Creemos en la trinidad de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

3. EL HOMBRE Y SU CAÍDA: Creemos que el hombre fue creado por Dios con un propósito y en un estado de inocencia, pero a consecuencia de la desobediencia adquirió una naturaleza pecaminosa y quedó sujeto a la condenación eterna.

4. LA SALVACIÓN DEL HOMBRE: Creemos en nuestro Señor Jesucristo como el único, suficiente y personal Salvador de nuestras almas, quien derramó Su sangre para el perdón de nuestros pecados y resucitó al tercer día.

5. PODER DEL ESPÍRITU SANTO: Creemos en el poder del Espíritu Santo y todos Sus dones. Revela a Cristo, su Palabra y da dones para ejecutar la Gran Comisión.

6. LA SANIDAD DIVINA: Creemos que es una virtud que emana del Sacrificio de Cristo. Practicada por Jesús en su ministerio y ordenada por El mismo a todo sus discípulos.

7. LA IGLESIA: Creemos que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, está compuesta por cada creyente nacido del Espíritu, su propósito es adorar a Dios, edificar a los fieles y evangelizar al mundo. Todo creyente es un ministro, llamado para servir, testificar, interceder y contribuir, también hay un llamamiento especial, ordenado por Dios para los ministros de la Palabra.

8. EL BAUTISMO EN AGUA: Creemos en la ordenanza del Bautismo en Agua por inmersión, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo es un testimonio de la identificación del creyente, por fe, con la muerte y la resurrección de Cristo.

9. LA SANTA CENA DEL SEÑOR: Creemos que la Santa Cena es también una ordenanza para la Iglesia, del que participan los miembros que “disciernen el Cuerpo de Cristo”, es un recordatorio del sufrimiento y muerte del Señor y un anuncio de su inminente retorno.

10. EL PACTO MATRIMONIAL: Creemos que el matrimonio es un pacto de un hombre y una mujer con Dios y mutuamente delante de Dios para vivir unidos en el Propósito de Dios hasta que Cristo venga o la muerte los separe, “lo que Dios unió no lo separe el hombre”.

11. LA CONSAGRACIÓN DE NIÑOS: Creemos que la consagración de los niños al Señor es un compromiso que los padres toman con Dios, dedicando sus hijos al Eterno Propósito de Dios, profetizando sobre su vida futura y aceptando el sacerdocio paternal. Dios, por su parte, “Bendice a los Niños”, los toma bajo su cobertura y los resguarda en sus brazos.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments


Comments are closed.